Teléfono: 667 519 646 Contactar
Hosting Patrocinado por CyberNETicos

Consejos para el cuidado de nuestras mascotas en verano.

22-06-09

El verano puede ser una época peligrosa también para nuestras mascotas, que pueden padecer de recalentamientos, deshidratación e incluso quemaduras solares.

A continuación  algunas recomendaciones para proteger a nuestros animales durante la época de calor.

  • Al principio de verano, o en primavera lleva a tu mascota al veterinario para un chequeo general. Esta es también la época de garrapatas y pulgas, por tanto debemos tomar precauciones contra éstos.
  • No dejes nunca a tu mascota en el coche. Aunque pueda parecer que hace fresco fuera, las temperaturas dentro del coche pueden llegar a los 50 grados en cuestión de minutos. Tampoco te fies de dejar el coche a la sombra ya que el sol se mueve durante el día. Si tienes que hacer recados, deja a tu mascota en casa.
  • Ofrécele mucha agua. Tanto si el animal está en el interior como en el exterior de la casa, debe tener acceso a gran cantidad de agua fresca durante el verano, asegurate varias veces al día de que esté lleno el recipiente. Lleva mucha agua encima cuando salgas con él, a ser posible en un termo para mantenerla fría.
  • Protección solar: Los animales también pueden sufrir quemaduras por el sol, especialmente si tienen la piel o el pelo claros, y tener los mismos problemas que las personas. Debemos mantener su pelaje cuidado. Es importante tener en cuenta el color del pelo y estilo de vida (si vive en el interior, o en el exterior, etc.) del animal al esquilarlos (dejando siempre al menos 2,5 cm, para no exponer la piel directamente al sol. No utilizar proteccion solar ni repelente de insectos que no estén formulados especialmente para animales.
  • El asfalto llega a temperaturas altísimas. A nuestra altura ya no hace tanto calor, pero a la altura de los perros (sobretodo los más pequeños) puede ser asfixiante. El cuerpo de nuestra mascota puede calentarse rápidamente, y se pueden quemar las almohadillas. Intenta pasear a los perros por el asfalto lo mínimo posible.
  • Atención con los charcos. El calor puede invitar a tu mascota a beber de los charcos, que pueden contener anticongelante u otras sustancias quimicas peligrosas, lleva siempre agua contigo para ofrecerle cuando tenga sed.
  • Controlar el ejercicio. Aunque el ejercicio es importante para mantener al animal con un peso sano, y esto ayuda a mantener el cuerpo fresco, si se hace en exceso puede sobrecalentar al animal. Limita los paseos a un ritmo calmado y asegurate de que tenga suficiente agua disponible. Si el animal jadea mucho o parece exhausto, es momento de acabar el paseo.
  • El mejor momento para el juego será pronto por la mañana o al atardecer, cuando se esté más fresco, pero nunca después de comer o cuando haga mucha humedad.
  • No es recomendable llevar al perro a la playa a no ser que podamos ofrecerle una buena sombra y mucha agua. Asegurarse de aclarar el pelo en agua dulce después del baño en el mar.
  • Mantened a las mascotas dentro de casa lo máximo posible en días largos y calurosos, ya que pueden enfermar por sobrecalentamiento.Si están fuera, asegurar que tengan mucho agua y sombra, como casetas para perros bien construidas.
  • A los perros con morros chatos (como los carlinos o los bulldogs) les cuesta mucho mantenerse frescos porque no pueden jadear eficazmente, así que deben permanecer lejos del calor. Las mascotas con sobrepeso también tienen más tendencia a acalorarse ya que las capas de grasa, actuan como aislamiento y atrapan el calor en sus cuerpos limitando la capacidad de respirar. También se deben tomar precauciones especiales con los animales viejos, asi como con los que sufren problemas de corazón y respiratorios.
  • Insolación. Los síntomas incluyen: jadeo, mirada fija, expresión de ansiedad, no obedecer a las ordenes, piel seca y caliente, fiebre, taquicardia, vómitos o colapso. La insolación es una emergencia médica, si sospechas que tu mascota pueda estar sufriendo una, debes actuar rápida pero calmadamente. Pon toallas mojadas en agua fría en las partes del cuerpo del animal con menos pelo y en la cabeza. Aunque se pueda recuperar momentáneamente, es imperativo llevarlo al veterinario, allí le tratarán con otras técnicas de enfriamiento, terapia fluida intravenosa, o medicación para evitar o invertir los posibles daños cerebrales.

Fuente: ASPCA


Ver animales en adopción  

Protectora de Animales de Morrazo - Tel. 667 519 646 - Contactar Bambú cms